30 TIPS DE VIAJE QUE NO PUEDES DEJAR DE LEER

Quizá mucha gente piense que viajar, solamente se trata de pasear y disfrutar, pero hay cosas que pueden complicar la ruta o la estadía en un nuevo país. Por lo tanto, si nunca has viajado o si tu idea es empezar a hacerlo con mucha más frecuencia, estos tips de viaje te ayudarán a estar alerta y conocer las cosas que podrían salir mal, y cómo resolverlas. 

Consejos de viaje

CONSEJOS DE VIAJE SEGÚN EL TIPO DE VIAJERO

Si viajas sin compañía, existen algunos riesgos que deberías tomar en cuenta; si tu viaje es por negocios, no te puedes dar el lujo de tener percances que resulten en pérdidas de tiempo o información, y si es el caso de viajes con niños, debes estar preparado para todo. 

No es nuestra intención asustarte, porque viajar es de las experiencias más gratificantes que existen. Sin embargo, también existe el riesgo de perderse en un lugar que además de desconocido, podría ser peligroso (pueden robarte el pasaporte, la tarjeta de crédito, o ambos), puedes perder un vuelo, tener problemas en aduanas, o enfermarte.

En fin, cualquier cosa puede pasar, pero esos eventos serían mucho más fáciles de resolver si te informas y preparas de antemano por lo que, para apoyarte en eso, compartiremos contigo una lista de consejos que no sólo te ayudarán a sentirte más cómodo y seguro en tus próximas aventuras, sino también a ahorrar dinero y tener experiencias mucho más gratificantes. 

TIPS DE VIAJE – VUELOS Y AEROPUERTOS

  1. Reservaciones: Reserva tu vuelo con al menos 1 o 2 meses de anticipación, dependiendo si se trata de un viaje nacional o internacional. Es este artículo sobre cómo encontrar vuelos baratos, te explicamos más sobre el tema. 
  2. Ahorra dinero: Gana puntos y millas y cámbialas por tiquetes de vuelo y hospedaje en hoteles.
  3. Sigue al del saco o traje: Las personas que visten saco o traje usualmente viajan por negocios y generalmente saben lo que están haciendo, debido a que lo han hecho una y mil veces. Si no estás seguro de algo, guíate por lo que ellos hacen o pídeles que por favor te expliquen. 

TIPS DE VIAJE – EL EQUIPAJE

  1. Maleta Principal: Procura utilizar un “carry on” (o bien una mochila de ese tamaño) para viajar. No solo vas a evitar tener que esperar por tu maleta en el aeropuerto (y algunas veces pagar equipaje extra o correr el riesgo de que se te pierda), sino que también te ayudará a no empacar de más. Aún si tienes en mente quedarte en el exterior por un largo periodo, podrías lavar tu ropa y reutilizarla.
  2. Maleta Adicional: Tener una bolsa o mochila pequeña que puedas guardar dentro de tu “carry on” o llevar en la espalda, es importante. Allí puedes meter todas las cosas que no quieras perder de vista o a las que necesites tener fácil acceso (pasaporte, dinero, celular, tapones de oído, goma de mascar, audífonos, etc). Procura no guardar muchas cosas, ya que tener un espacio adicional podría servirte a la hora de regresar, para traer tus compras y regalos.
  3. Zapatos / Zapatillas: Si hay algo que es imprescindible a la hora de empacar, es un buen par de zapatillas o zapatos (dependiendo del motivo de tu viaje). Debido al alto costo de algunos tipos de transporte y al hecho de que, aunque sea un viaje de negocios, todos queremos conocer algo del lugar que visitamos, quizá te toque caminar bastante. Entonces, un par de zapatos cómodos es un ítem que no puede faltar en tu equipaje.
  4. Implementos para equipo tecnológico: Si como muchos, viajas con celular, laptop, cámara fotográfica, etc., es necesario que mantengas (especialmente en viajes de negocios) baterías y memorias adicionales, al igual que un adaptador de corriente.
  5. Fotos del equipaje: De existir algún problema con tu equipaje (aunque no debería si optas por el carry on), tener fotos de tus maletas te ayudará a facilitar el proceso de reembolso con tu seguro de viaje, de ser necesario. 
Tips para viajar como un experto

TIPS DE VIAJE – LA SEGURIDAD

  1. Copias de documentos: Es esencial mantener copias (tanto físicas como electrónicas) de todos tus documentos importantes. La idea es llevarlas siempre a mano y dejar los originales en un lugar seguro, para evitar perderlos o que te los roben. Aún en el caso de que esto último suceda, las copias también te serán útiles a la hora de hacer los reportes pertinentes. 
  2. Tarjetas de crédito: En la medida de lo posible, procura llevar dos tarjetas de crédito y/o débito a tu viaje. Así puedes utilizar una siempre que sales y mantener un repuesto en un sitio seguro en el lugar donde te hospedas, por cualquier eventualidad. Recuerda que si cancelas una tarjeta por pérdida o robo no podrás utilizarla más, y también podrían ocurrir problemas con los bancos o sistemas en el exterior.
  3. Lleva solo lo esencial: Llevar copias del pasaporte y documento de identidad, una tarjeta de crédito y la cantidad justa de dinero en efectivo (específica para el día y horas que estarás fuera) debería ser todo lo que necesitas a la hora de salir a explorar. Así, si algo llegase a suceder, solo perderías algo de efectivo.
  4. Sistemas de seguridad: No te fíes del hecho de llevar cangureras o cinturones especiales para viajes. Los ladrones saben que existen y si los detectan, puedes dar la impresión de que intentas esconder algo de mucho valor o grandes cantidades de dinero, y convertirte en un blanco para delincuentes.  
  5. Efectivo extra: Para planear bien tu viaje, deberías calcular cuánto dinero vas a gastar y cuánto de ese dinero vas a necesitar en efectivo. Y luego, es bueno contemplar una suma extra en efectivo para emergencias en el caso que te roben, o que surja algún imprevisto y no puedas utilizar un cajero, o una tarjeta en un establecimiento, por ejemplo.

TIPS DE VIAJE – LA SALUD

  1. Vacunas: Algunos países exigen ciertas vacunas para ingresar a su territorio. Sabemos que este es un tema sensible para muchas personas, pero si es un requerimiento legal, es obligación cumplirlo. 
  2. Seguro de viajes: ¡Obtén un seguro de viajes! Este es uno de los mejores consejos que alguien te puede dar a la hora de planificar tu viaje. Si bien es algo que nadie quisiera tener que utilizar, es muy importante en caso de necesitarlo. 
    Si te enfermas, te lesionas en una excursión, o si tienes algún accidente, toma en cuenta que estás en un lugar extraño (y en algunas ocasiones, probablemente solo), donde te podría ser muy difícil conseguir asistencia rápida de no tener un seguro de viajes, sin mencionar los miles de dólares que puede costar la atención médica y/o tratamiento. 
    Ahora bien, el seguro de viaje no solo sirve para emergencias médicas puesto que, si cancelan tu vuelo y te toca quedarte una noche extra, o si te roban tus pertenencias, se pierde tu maleta, se te daña tu equipo de trabajo, etc., puedes estar cubierto y respaldado con un seguro de viaje que no te costará casi nada en comparación con todos los gastos con los que tendrías que correr en este tipo de situaciones, de no tenerlo. Por lo tanto, creemos fielmente que es una de las mejores inversiones que puedes hacer.  
  3. Botiquín de Emergencias: Es importante que siempre lleves un pequeño botiquín, sobre todo si tomas medicamentos de forma permanente o si tienes alguna condición médica que puede afectarte repentinamente. Adicional a esto (y sobre todo si viajas con niños), siempre es bueno llevar cosas básicas como aspirina, antiácido, solución antibacterial, curitas, etc.  
  4. Bloqueador solar: Aún si no vas para la playa, es muy importante que utilices bloqueador si vas a estar expuesto al sol por largos periodos de tiempo. Si no lo usas, no solo le haces daño a tu piel, sino que corres el riesgo de insolarte y echar a perder tu viaje. 

TIPS DE VIAJE – LA COMIDA

  1. Pruébalo todo: A menos que sepas con seguridad que es algo que te va a hacer daño, has el intento de probar todo lo que puedas de la gastronomía del lugar. No permitas que, por dudas o miedo, te pierdas de experiencias que quizá no volverás a vivir, así que ¡cierra los ojos y muerde! Y si no te gusta, simplemente lo bajas con algo de agua y asunto arreglado.
  2. Botella de agua: Lleva siempre una contigo, sobre todo en lugares donde no se puede beber agua del grifo. Y en aquellos países en los que el agua del grifo es potable y segura para consumir, podrías optar por llevar una botella reusable y podrás ahorrar dinero. 
  3. Snacks: Lleva siempre snacks salados y dulces en tu mochila cuando vayas de excursión. Así evitarás comprarlos en los sitios turísticos, donde usualmente cuestan muchísimo más.
  4. Lugares donde comer: Prueba la comida de la calle. También es una muy buena idea preguntar a los lugareños dónde puedes comer algo autóctono, rico, y además económico.
  5. No te excedas: Toma en cuenta que comprar las 3 comidas diarias en la calle, puede salirte muy caro (y no hablo solamente de dinero). Procura hacer un pequeño supermercado de cosas básicas como pan, queso, embutidos y frutas para tus desayunos, y lleva de vez en cuando un emparedado hecho por ti para almorzar. No solo vas a darle un descanso a tu bolsillo, sino también a tu estómago.
  6. Date un lujo: No todo debe ser ahorro, así que antes de viajar averigua cuáles son los mejores restaurantes de la ciudad. Si hay alguno muy bien recomendado (aunque un poco caro para tu gusto), podrías hacer una reservación para una noche especial. Seguramente probarás cosas riquísimas y hasta puede que tengan un show incluido.
    Sin embargo, si una cena no está dentro de tu presupuesto, otra opción podría ser ir a almorzar, porque usualmente ofrecen el mismo menú, solo que en porciones más pequeñas y económicas.

OTROS CONSEJOS PARA VIAJAR COMO UN

  1. Si puedes, viaja solo: No hay mejor sensación que sentirte absolutamente libre en un lugar donde nadie te conoce, donde todo es nuevo, y donde tienes completa autoridad sobre las decisiones que tomarás durante tu estadía.
    Viajar sin compañía te obligará a ser independiente, a superar la timidez y  hablar con extraños, a salir de tu zona de confort y descubrir cosas que tal vez no sabías sobre ti mismo. Viajar con amigos, con familia o en pareja puede ser muy gratificante, pero todo viajero debería tener la experiencia de viajar solo, al menos una vez en la vida. 
  2. Investiga: Averigua sobre la historia del país donde vas, sobre su gente, sus ciudades y pueblos, los museos que deberías visitar, sobre los eventos que no te puedes perder, etc. No es necesario que crees un itinerario completo de tu viaje si no quieres, pero tener una idea de lo que el lugar te ofrece, evitará que te pierdas grandes experiencias y oportunidades. 
  3. Pide información al llegar: Incluso si has investigado antes de viajar, no todo lo que sucede en el lugar lo vas a encontrar en internet o en folletos. Cuando llegues a tu destino, habla con la gente del hotel y con los lugareños que conozcas, y seguramente descubrirás que hay muchísimas otras cosas y lugares que ver.
  4. Aprende frases básicas: Si tu próximo destino es un país que tiene un idioma distinto a tu lengua materna, procura aprender al menos unas cuantas frases básicas. Poder comunicarte con los lugareños en su idioma, seguramente te abrirá muchísimas puertas a nuevas amistades y experiencias, además de aumentar tus conocimientos sobre el lugar. No dejes pasar esta oportunidad de enriquecimiento, que además será muy divertida.
  5. Regatea a la hora de pagar: No es un secreto que, en un gran número de países, los comercios se aprovechan de los turistas a la hora de vender sus productos / servicios, y algunos mercados incluso son famosos por esta práctica. Por lo tanto, si crees que es necesario negociar, hazlo, ya que lo peor que puede pasar es que tengas que dejarlo, o bien comprarlo al precio original. 
  6. Almuerza más tarde: A la hora del almuerzo, todos los turistas van a comer, lo que significa que los sitios turísticos más concurridos quedan prácticamente vacíos. Si llevas un snack o un emparedado en la mochila, podrías aprovechar esas horas sin que te empujen, te apuren o limiten tu visibilidad, para disfrutar de todos esos sitios. Luego podrás almorzar tranquilo, ya que pasada la hora del almuerzo los restaurantes también estarán desocupados.
  7. Aprovecha lo que no te cuesta: La mayoría de los países tienen tours, eventos, museos, conciertos etc., todos gratuitos. Así que no pagues si tienes la oportunidad de disfrutar algo igual o mejor, sin tener que gastar.
    Si te encuentras en un viaje de negocios, eres blogger (y necesitas señal de internet) o simplemente quieres comunicarte con tu familia, utiliza el wifi gratuito de alguna cafetería, y si en el lugar donde te hospedas el desayuno está incluido en la tarifa, levántate temprano y desayuna allí.
    Esas cosas pueden parecer pequeñeces, pero si estás corto de presupuesto o tienes una larga estadía por delante, evitar estos gastos podría tener mucho impacto en tu economía.