Roma por la vía rápida

Roma no se construyó en un día, pero por muy sorprendente que parezca ¡si se puede visitar en uno!

Ya sea que vayas solo o acompañado, por un día o más, les quiero ofrecer 10 consejos que me hubiese gustado recibir antes, de esta bella y peculiar ciudad.

  1. Empápate de la historia

Fontana di Trevi

¿Sabías que Roma tiene más de 2000 años? Este no es un destino cualquiera, les aconsejo que se den una leída rápida sobre la ciudad, su cultura e historia, así tendrás un mapa más amplio de lo que les espera y le dará más sentido al recorrido.  Esto nos lleva al siguiente punto.

  1.  Prepara tu viaje

Es importarte que te sientes y planifiques que es lo que quieres ver y lo que no. Agarra un mapa y traza una ruta desde el hotel de tu elección, (recomiendo que estén cerca de la estación de tren principal Termini. No importa si llegas en avión o en tren, esta estación es tu punto de entrada fácil y rápida al centro de la ciudad).

Haz un camino de los lugares que quieres visitar. No sigas “tu plan” al pie de la letra se vale perderse y vivir el momento.

  1. Visita los monumentos e iglesias

Dentro de la ciudad encontrarás muchos monumentos de diferentes épocas, altérnalos. Visita monumentos barrocos, luego iglesias renacentistas, después ruinas medievales y así te vas. Quiero que tomes muy en cuenta el siguiente punto a la hora de alternar tus visitas.

  1. Ojo con los horarios

El Coliseo

¡Es bueno madrugar! En Roma todo abre más temprano y cierra según la temporada que vayas, ya que todo está asociado a la puesta del sol. Sal del hotel a más tardar a las 8:00am ya que por ejemplos monumento como el Coliseo, las Termas o el Foro, tienen un horario relativo entre 8:30–15:30, en verano pueden extenderse hasta las 19:30.
La gran mayoría de iglesias cierran al medio día, con excepción de las 4 Basílicas Mayores (S.Pedro, S.María, Letrán y S.Pablo) abren bien temprano 7:00 – (18:00 – 19:00).

  1. El Vaticano

El Estado de la Ciudad del Vaticano es sede principal de la iglesia católica y además el país más pequeña del mundo.

Ofrece muchos sitios de interés como la Basílica, la Plaza de San Pedro, la Capilla Sixtina y el Museo del Vaticano, te recomiendo tomar un tour guiado que te costara 30 euros aproximadamente, donde tienes acceso rápido a las visitas, ya que si lo haces solo te consumirá mucho tiempo hacer las filas.

  1. Anda a pie

Cansa mucho pero es la mejor forma de moverse en Roma; vivirás experiencias que de seguro te perderías si fueras en un bus de turismo o en un grupo grande.

Súper agradable pasear por las zonas en torno a la Piazza Navona, el Panteón, Campo de’ Fiori o el barrio judío. En este punto guarda tu mapa, compra un Gelato, toma agua de las fuentes comunes y ¡contempla tu destino!

Monumento Vittorio Emanuele II – Altar de la Patria.

  1. E ‘tutto delizioso!

La comida es la forma más rica de acercarse a la cultura de una ciudad.
En las mañanas si quieres economizar, te aconsejo vayas a cualquiera panadería o supermercado cercano y te consigas un Panino al prosciutto (emparedado de jamón) son muy ricos y económicos.

En las tardes como estarás dando vueltas por toda la ciudad, no queremos que pierdas mucho tiempo sentado esperando una comida y para ser sinceros no la disfrutarás, una pizza al taglio (pizza por corte), te sacara de apuros y te prometo que en 20 minutos estarás de vuelta en las calles, y lo mejor ¡las consigues en cualquier esquina!.

Para la noche todo cambia, es momento de tomarse un respiro y disfrutar de la mejor comida. Vete a algún barrio tranquilo, Trasteveres es tu lugar perfecto para esta ocasión.

  1. Tu vestuario

La ropa de los turistas es todo un dilema en esta ciudad. En muchas iglesias y templos no dejan entrar con pantalones muy cortos o suéter sin mangas, este problema es más frecuente en verano, por eso te recomiendo que si vas por estas fechas cargues en tu mochila un par de pantalones largos, así no te llevarás un “no puede entrar” y disfrutaras de toda la ciudad.

Plaza de San Pedro

  1. ¡CUIDADO CON LOS CARTERISTAS!

Lamentablemente en esta ciudad en particular los carteristas están a la orden del día y cualquier turista desprevenido es presa fácil. Les recomiendo evitar grupos grandes en el metro o paradas de buses y taxi. Siempre cargar la bolsa por delante y salir con las cosas más necesarias, no te encartes y anda ligero.

  1. Deja para después…

Quizás fue un visita rápida por falta de tiempo, pero acuérdate “todos los caminos conducen Roma” volverás a ella siendo un experto y la visitaras con más calma, terminando lo que te hizo falta…

Les dejo un itinerario completo con horas y distancias entre atracciones para que saquen el mayor provecho de Roma en un sólo día.

4 comentarios en “Roma por la vía rápida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.